Van Vleuten: los colores del triunfo

14 septiembre 2022 - 17:12 [GMT + 2]

 La Maglia Rosa, el Maillot Amarillo y La Roja: a sus 39 años, la campeona neerlandesa luce todos los colores de sus victorias, después de haberse dado cuenta tarde, pero plenamente de sus cualidades de luchadora y escaladora, únicas en el pelotón. En 2022, rubrica un triplete histórico al ganar el Giro d'Italia Donne, el Tour de France Femmes avec ZWIFT y el Ceratizit Challenge by La Vuelta.

Annemiek van Vleuten es una conquistadora intratable. "Cuando tomo la salida en una carrera, es para ganar", explicaba la estrella del equipo Movistar al término de su victoria histórica en el Tour de France Femmes avec ZWIFT, a finales de julio, pensando ya en su futura participación en el Ceratizit Challenge by La Vuelta 22. Y así fue. Seis semanas más tarde, "Miek" vuelve a imponerse gracias a su tremendo talento, logrando un triplete extraordinario.

Campeona del mundo, de Europa y de los Países Bajos, campeona olímpica el pasado verano en Tokio y líder indiscutible en 2022 del circuito UCI Women's WorldTour por tercera vez en su carrera, la estrella neerlandesa parece estar coleccionando estos últimos años todos los premios imaginables, tras su emergencia tardía en lo más alto de los podios de las pruebas ciclistas más importantes.

Una pelota en los pies y unas piernas de oro

Su pasión por la Pequeña Reina empezó durante su infancia en el mes de julio, como le sucediera a muchas otras personas que sueña con conquistar el mundo del ciclismo. Annemiek miraba el Tour de Francia en televisión, mientras su familia se iba a la playa. Le entusiasmaban los éxitos neerlandeses, aunque por aquel entonces no podía ni imaginar que iba a seguir las huellas de sus compatriotas.

Van Vleuten (nacida en el pueblo de Vleuten, increíble pero cierto) practicó el deporte desde siempre. Compaginó sus estudios de ciencias animales con la gimnasia, la equitación y el fútbol. Hasta que sus rodillas dijeron basta. A los 24 años, su médico le recomienda que pruebe el ciclismo. Y así se forja una leyenda.

Pese a sus lagunas técnicas, con su fuerza física, "Mieke" va imponiendo poco a poco su talento en el circuito neerlandés. En 2010, a sus 28 años, conquista al mundo entero al ganar el Mundial de Ciclismo en Ruta, además de imponerse en el Tour de Flandes, el Open de Suecia y el GP de Plouay. Van Vleuten hace gala de su gran potencia en las carreras de un día y en las pruebas contrarreloj.

 El vuelco en Río

En 2016 se colocan todas las piezas del puzle que hará que se convierta en una corredora excepcional en las pruebas por etapas, aunque no faltarán los sobresaltos. Entre temporadas, Van Vleuten se suma al equipo Orica-AIS (llamado luego Mitchelton-Scott y, posteriormente, BikeExchange-Jayco), cuya dirección está convencida de que la potencia de la neerlandesa puede hacer maravillas en términos de resistencia.

Van Vleuten innova con largos entrenamientos en altitud que se convertirán en su marca de fábrica. Volará por el circuito olímpico de Río antes de sufrir una caída terrible, un duro revés tanto física como mentalmente. Ve cómo se le escapa la medalla de oro de los Juegos. Sin embargo, la neerlandesa ha tomado conciencia de la envergadura de su talento.

Convierte su edad en una ventaja. Explica que su llegada tardía al ciclismo le ofrece una mayor frescura, pese a estar a punto de cumplir los 40 (el 8 de octubre). Al aumentar progresivamente la intensidad de su entrenamiento a lo largo de los años, ha logrado desarrollar un motor con una resistencia superior.

 La reina del solitario

Sus grandes victorias suelen ir acompañadas siempre de grandes recitales, como su escapada en solitario de más de 100 km para hacerse con el maillot arcoíris en 2019. Este verano, lograba dejar atrás a su última rival, Demi Vollering, a 62 km del Markstein para ganar el maillot amarillo y pulverizaba a sus adversarias en el Ceratizit en las subidas de Cantabria antes de abrir huecos superiores a los 2 minutos en los últimos 28 kilómetros hacia Colindres.

Sus resultados dejan anonadados, a juzgar por la mirada desesperada de las campeonas a las que ha superado. En su equipo Movistar, al que se sumó en 2021 para acompañar el desarrollo en su disciplina lejos de los Países Bajos, las miradas están más bien llenas de admiración.

También subía a lo más alto de la clasificación de la Lieja-Bastoña-Lieja Femenina en primavera, por lo que Van Vleuten acaba de finalizar una nueva temporada extraordinaria. Será la penúltima, antes de retirarse a finales de 2023.

Síguenos

Recibe información exclusiva de Madrid Challenge